No todos los bolsos son iguales

Emplear carteras de mujer equivocadas, puede representar la muerte instantánea de un look. Consejos para ayudarte a escoger el bolso que mejor le va a cada ocasión.

Al salir de casa, muchas veces se nos olvida o bien no le dedicamos el tiempo debido a escoger el bolso adecuado. Ir con una cartera enorme a una fiesta nocturna arruinará tu elegancia o bien aparecer en la playa con tu cartera de cuero estructurada parecerá más que un desatiendo un desconocimiento absoluto de la moda. Aquí te contamos esas ocasiones y esos modelos de cartera que se ajustan mejor.

OFICINA

El bolso estructurado tipo maletín o satchel es una excelente opción para la oficina y generalmente para mujeres que pasan mucho tiempo fuera de casa. Los bolsos estructurados acostumbran a contar con varios compartimentos para guardar documentos, dinero, maquillaje, tabletas, móviles e incluso el almuerzo. Suelen ser formales, elegantes y aguantadores. Debido a la doble asa, el bolso estructurado es simple de cargar en el antebrazo.

El bolso duffel mediano es interesante para la oficina, si bien tiende a ser menos estructurado que el bolso tipo maletín y por ende es menos polivalente. Si bien al exterior no cuenta con muchos compartimentos, un buen duffel debe de tenerlos al interior.

El bolso tote, el minimalista entre los bolsos, es una buena opción para un picnic, la playa y demás actividades de ocio. Típicamente hecho de tela de algodón, es interesante guardar uno en tu bolso más estructurado, por si acaso se llegase a ofrecer para cargar un libro o una gaceta. A pesar de que en nuestros días, muchas casas de diseño producen totes con sus logotipos, no es buena opción para el trabajo… a menos que tu trabajo sea en la tienda de esa marca. O que desees dar a comprender que se trata de la única prenda de diseñador que puedes abonar (“Fui a la tienda de Gucci y lo único que pude comprar fue este tote.”).

El bolso hobo, con forma de media luna, es otra alternativa interesante para las ocasiones casuales en las que deseas transmitir un mensaje de relajación (esto es, no para la oficina). La diferencia básica entre el bolso tote y el hobo, es que al hobo le cabe más, si bien si no cuenta con compartimentos interiores, puede convertirse en frustrante un hoyo negro en el momento de sacar las llaves o bien otros imprescindibles.

El backpack es una solución práctica para las compras, y de los bolsos más polivalentes que existen, aparte de que la variedad es infinita. Atrás quedaron los días en que la única marca de backpacks era Jansport. A un backpack de buen tamaño le cabe hasta una notebook, en el caso de que sea preciso. A menos de que sea de cuero, no es lo más apropiado para la oficina, puesto que tiende a quitar seriedad: una prenda más apropiada para el pasante o bien el estudiante universitario.

El bolso bucket o de saco es tanto o más versátil que el backpack, si bien tiende a ser más estructurado, lo que ofrece otra serie de posibilidades. Este bolso tiene un encanto singular, es un preferido entre diseñadores y es buen término medio entre un backpack y un bolso clutch, en tanto que se puede cargar en un hombro o bien colgar de la mano.

ALMUERZO O bien CENA CASUAL

El bolso clutch, un favorito entre las fashionistas, es aquel que carece de asas o bien de tiras largas y se carga como un cuaderno. Es elegante, chic y le cabe lo necesario para un almuerzo o bien cena casual: el teléfono, la cartera, el labial.

Primo hermano del clutch es el bolso wristlet, y tiene exactamente las mismas peculiaridades, si bien una auxiliar es que te lo puedes colgar de la muñeca, de tal modo que es un tanto más práctica.

El bolso tradicional al hombro o el bolso tradicional de mano, que puede ser exactamente el mismo puesto que la mayor parte son convertibles, es una opción interesante, en especial cuando el almuerzo o la cena es con un asociado o bien colega profesional. Son bolsos que se prestan para múltiples ocasiones sin perder su cool.

Ciertos bolsos por la noche son asimismo los de día en cuanto a su forma y manera de cargar, mas lo que cambia es el material y el hardware, aparte del tamaño. Un bolso a la noche debe ser más pequeño que los que se emplean de día.

El bolso clutch o el bolso tipo sobre son las dos buenas opciones, siempre y cuando sean al mismo tiempo elegantes y discretas, más próximas a la joyería que a una prenda utilitaria (que lo es, pero nadie tiene por qué saberlo). La reina de este tipo de bolsos es el de esta forma llamado minaudiere, que cuenta con ornamentos de gemas y diamantes (ya sea de imitación o bien reales). Una regla escrita en piedra: las tiras y las asas de los bolsos son contrincantes fanáticas de los looks nocturnos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *