7 trucos de maquillaje para salir perfecta en las fotos

Con estos trucos de maquillaje para fotografías no va a hacer falta que ensayes poses frente al espéculo… salir bien en ellas va a ser considerablemente más simple.

En ocasiones, una buena fotografía o bien un buen selfie no depende siempre y en toda circunstancia de el ángulo, de la luz o bien del ambiente… Que salgamos bien o bien mal es muy relativo. Mas si aplicas estos trucos para lograr un buen makeup para fotografía, las posibilidades aumentan. No quiere decir que tu maquillaje deba ser radicalmente diferente ni exagerado, salvo que sea para una sesión de fotografías y sea ese el resultado que procures, sino debes tomar en consideración determinados aspectos de los productos que usamos regularmente y que no marchan bien delante de una cámara.

¿Sabías que si usas una crema hidratante o bien base de maquillaje con SPF vas a salir considerablemente más blanquecina en las fotografías? ¿O bien que los polvos minerales reflejan la luz dando la sensación de una piel más grasa? Para aprender de qué forma maquillarte adecuadamente para salir perfecta en las fotografías solo deberás continuar estos fáciles consejos y voilà. Mas ya antes, te dejamos con un tutorial muy práctico para disimular las ojeras:

1. Maquillaje para fotos: eludir productos con SPF
A pesar de que es cada vez más frecuente hallar en el mercado hidratantes faciales y bases de maquillaje con factor de protección solar, algo que es de dar las gracias en nuestro día tras día, en el caso del maquillaje para fotografía no es lo más conveniente.

No obstante, si tienes un acontecimiento o bien boda al aire libre y estarás expuesta al sol sí deberías. ¿De qué manera lo resolvemos entonces? Existen 2 géneros de protectores solares: los que poseen filtros físicos y los que poseen filtros químicos. Estos últimos puedes usarlos sin inconveniente aun para fotografías con flash, puesto que no poseen dióxido de titanio ni óxido de cinc, 2 ingredientes que reflejan la luz y resguardan nuestra piel del sol, mas que van a hacer que nuestra piel se vea blanca en las fotografías cuando se genera un impacto de luz sobre ella (flash).

Para distinguir unos filtros de otros solo deberás fijarte en los ingredientes de cada uno de ellos de ellos y seleccionar el que más te convenga conforme la ocasión.

dos. Polvos minerales
En los últimos tiempos los productos de maquillaje minerales han sufrido un genuino bum, puesto que aportan una serie de beneficios para la piel sobre el resto de productos que no lo son. No poseen aceites, perfumes, colorantes o bien otros ingredientes comedogénicos (que favorecen la aparición de granos y puntos negros) con lo que no obstruyen los poros, dejando que la piel respire a pesar de estar maquillada.

No obstante, no son la opción más aconsejable cuando vayamos a ser retratadas, puesto que poseen pigmentos que reflejan la luz, y el resultado en la imagen puede ser el de una piel con brillos y supuestamente más grasa

tres. Escoger el subtono conveniente
De la misma manera que existen múltiples subtonos de piel diferentes (neutro, rosado y amarillo), asimismo cada tono de las bases de maquillaje, tanto fluidas como en crema o bien en polvo, contiene un subtono diferente, concebido para compensar el de nuestra piel y que el color se adapte perfectamente.

Tratándose de la base de maquillaje, lo más conveniente es seleccionar la que mejor complemente nuestro tono de piel, mas tratándose de elegir los polvos con los que fijar el maquillaje la cosa se dificulta. Si escogemos unos con un subtono rosado, dependiendo de la iluminación que tengamos en las fotografías, pueden devolver un color irreal, con lo que lo mejor es decantarse por unos polvos con un subtono amarillo.

Siempre y en todo momento puedes hacer pruebas de de qué manera quedarían en los días anteriores al acontecimiento, mas si no deseas exponerte la opción más segura es la de decantarse por los subtonos amarillos o bien doraditos.

cuatro. El corrector “enmascarado”
Muchos de los correctores de ojeras poseen asimismo partículas que reflejan la luz, puesto que aparte de corregir, alumbran la zona para dar un aspecto más despierto a la mirada. No obstante, en el momento de efectuar un maquillaje para fotografías, es mejor decantarse por un corrector que no tenga estas propiedades. ¿Has visto alguna vez una fotografía de una conocida maquillada que semeja llevar un antifaz blanco bajo los ojos? Esto es por el hecho de que al natural el maquillaje no se ve de este modo, mas al percibir el impacto de luz de los flashes o bien los focos las partículas reflectoras hacen de las suyas y devuelven una imagen deformada.

Si no deseas que te suceda lo mismo, escoge un corrector de un tono que se camufle a la perfección con la base de maquillaje, y bajo concepto alguno te decantes por uno más claro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *